El sitio de los que amamos los Quesos en Argentina

Comprar Quesos en Argentina

Comprar Quesos en Argentina

Llegaste a esta página si cumples dos condiciones: estás buscando dónde comprar buenos quesos y sos de Argentina. ¡Y llegaste el lugar correcto! Aquí describiremos los aspectos fundamentales a considerar a la hora de comprar quesos y además los mejores lugares para encontrar los mejores quesos en distintas ciudades de Argentina!

Antes de comprar

La tarea de comprar un queso parece simple, pero no lo es tanto. Es uno de los alimentos más consumidos de Argentina, por ende, uno de los más comprados. Lo podemos encontrar en grandes supermercados, pequeñas tiendas barriales, negocios experimentados (queserías o fiambrerías) y muchas opciones más. Sin embargo, hay cuestiones básicas que debes saber antes de comprar un queso (si deseas que sea bueno).

Cuánto queso deseas comprar

La cantidad de queso que compres no puede ser un aspecto decidido al azar. De ello dependerá el precio que consigas y también aspectos relacionados a la conservación del queso.

Algunos grandes expertos dicen que es mejor no comprar queso de más. Siempre comprar el queso que vamos a consumir en el momento. Hay algunos, entre los que nos incluimos, que no somos tan estrictos. Puedes comprar el queso que vas a consumir en el próximo mes y así conseguir mejores precios, además de simplificar la tarea para no tener que correr a al tienda cada pocos días.

¿Y comprar quesos para más de un mes? Si bien la mayoría de los quesos los puedes congelar, esto no es algo que recomendemos abiertamente. Entonces, por ejemplo, si vas a comprar un parmesano para rallar, intenta calcular cuánto queso vas a rallar y comer durante un mes y compra esa cantidad cada mes.

La cantidad de queso que lleves en una tienda habitualmente impactará en el precio que pagues por él. No es lo mismo llevar una horma completa que llevar 200 gramos, sea cual sea el ejemplar. Claro, imagina una horma de queso brie por más horma que sea no va a ser barata y es más probable que se ponga feo antes que puedas comerlo todo, ¿no?

Más abajo hablaremos de las cantidades recomendadas según el destino que le vayas a dar al queso.

Si vas a la tienda de quesos pregunta por descuentos por cantidad. Llevar media horma de queso cremoso puede ser muy conveniente en cuanto al precio del queso. Se está volviendo costumbre el hacer compras conjuntas. Comprar 1 horma entre muchas personas y luego fraccionarlo. Se puede ahorrar hasta un 40% de esta forma.

Para que deseas el queso

Otro aspecto fundamental para decidir dónde comprar el queso es el uso que le vas a dar al mismo. El ejemplo clásico es la provoleta y la carnicería, ¿es bueno comprar la provo al mismo tiempo y en el mismo lugar donde compras la carne? ¡NO!

Imagínalo al revés: ¿comprarías unos chinchulines que veas en una quesería? Probablemente no…

Este ejemplo se aplica en muchos casos: las fabricas de pastas venden queso ya rallado, pero no solo que lo cobran 200% o 300% más caro de lo que te podría salir en una quesería, sino que además el orígen de ese queso muchas veces no es el mejor.

Veamos algunas consideraciones según el uso que le vayas a dar al queso:

  • Comprar queso para fondue: emmental, gouda y gruyere son nuestros favoritos, pero animese a probar otros quesos blandos y semi blandos. 200 grs de queso por persona aproximadamente (puede y debería combinarlos, por ejemplo 100 grs de gruyere y 100 grs de emmental, siempre por persona)
  • Comprar queso para pizzas: el más popular y por excelencia es la mozzarella. Sin embargo, cada vez más personas deciden preparar pizzas caseras utilizando queso cremoso (y algunos usan el port salut). Debería calcular entre 200 y 250 grs de queso por cada pizza.
  • Comprar queso para picadas: si vas a preparar tu propia picada en casa, lo mejor que puedes hacer es combinar quesos de varios tipos: quesos duros y blandos, suaves y fuertes. La cantidad dependerá de si la picada es el plato principal o no, y de qué otros alimentos la compongan. Aquí tienes más tips.
  • Comprar queso para rallar: la mejor compañía para pastas, ¡pero olvídate de los quesos industriales! A comprar queso y a rallarlo. Puedes optar por queso reggianito, parmesano o pecorino o algún otro queso duro. Guarda el queso en la heladera y rallalo justo antes de servirlo, directamente sobre la pasta.
  • Comprar queso para fundir: ya sea que quieres hacer unos deliciosos nachos o alguna otra salsa, los mejores quesos para fundir serán los semi-blandos. El cheddar original es el más popular, pero evita preparados industriales.

Cuándo vas a consumir el que compres

Como dijimos antes, la brecha de tiempo entre la compra y el consumo es otro aspecto crítico. Siempre lo ideal es comprar el queso justo antes de comerlo. Pero claro, esto es prácticamente imposible.

Si puedes, haz una compra mensual de todo el queso que vayas a comprar en un mes. Aprende a conservarlo y de esa forma vas a disfrutar de un gran sabor todo el tiempo.

Si es mucho pedir, algunos quesos compralos especialmente para la ocasión. Por ejemplo, si vas a preparar unas pizzas en casa, compra especialmente el queso para ello unas horas antes. Si vas a hacerle una picada a tus amigos, lo mismo.

Comprar queso por horma, una moda que crece
Comprar queso por horma, una moda que crece

Cómo comprar quesos baratos

Lo primero que tenemos que decir obligadamente es que, a veces, lo barato sale caro. Y eso es algo que un amante del queso va a lamentar mucho. Comprar un queso malo puede ser catastrófico para tus comidas y tu paladar.

Lo segundo que podemos decir es que muchas veces la diferencia de precio entre un queso malo y uno bueno es muy poca. Solo hay que saber comprar.

Algunos consejos para comprar quesos sin gastar tanta plata:

  • Encuentra versiones locales de quesos internacionales: muchos de los reconocidos quesos internacionales de gran sabor tienen sus versiones locales. A veces, por su denominación de origen, cambia el nombre, pero no su sabor. Pregunta a tu quesería de confianza ya que probablemente pueda ofrecerte grandes variedades a muy buen precio.
  • Aprovecha la compra comunitaria: cada vez más de moda, juntarse con familia, amigos, vecinos y comprar en grupo. Queso cremoso, queso para rallar y otros quesos que no pueden faltar en ninguna casa. Comprarlos por horma (o media horma) y luego a fraccionarlos en tu casa.
  • Aprovecha ofertas: es habitual que los comercios que venden queso tengan ofertas estacionales. Si no eres rígido con el tipo de queso a comprar, puedes mejorar el precio. Por ejemplo, a veces el cremoso está más barato que la mozzarella. ¡y las pizzas quedan igual de ricas! Dependiendo el uso que vayas a darle al queso, hay variedades que se pueden adaptar y alguna seguro está en oferta… ¡consulta con tu quesero!
  • Evita los supermercados: contrariamente a lo que muchos piensan, ningún tipo de supermercado es el lugar ideal para comprar quesos. La calidad del queso que allí encontremos puede no ser la mejor. Y sin dudarlo, el precio del queso en el super será más elevado que en tiendas especializadas.
  • Aprende a elegir entre marcas de queso: muchos se dejan llevar por la etiqueta. Así, el “corazón de horma” que impuso a una famosa marca quesera ganó la elección de muchos consumidores. La realidad es que en el mundo de los quesos, las pequeñas marcas o pequeños productores no tienen nada que envidiarle a las grandes. Se pueden encontrar excelentes quesos de pequeños productores a mucho mejor precio que aquellos de las grandes marcas. Abajo hablaremos más sobre este tema.

Las marcas de queso que puedes encontrar

Dónde comprar quesos

Vamos a lo que más importa. La elección de dónde comprar un queso es, para muchos, un dolor de cabeza. Y no debería serlo. Se trata de una elección simple. Si estás por comprar quesos, deberías ir siempre a una quesería.

La experiencia de comprar quesos: degustar, los aromas, las variedades
La experiencia de comprar quesos: degustar, los aromas, las variedades

Queserías

Locales especializados, atendidos por personas que saben de quesos: conocen las variedades, conocen de maridaje, conservación, recetas con quesos y mucho más.

Comprar en la quesería de tu barrio te va a dar muchas ventajas. El asesoramiento especializado es tan solo uno de ellos. También vas a poder disfrutar de quesos frescos y bien mantenidos. Variedades únicas que difícilmente encuentres en tiendas generales.

Pero comprar quesos en una quesería (o fiambrería) te dará una oportunidad sensorial única y fascinante para todos los que amamos los quesos. Poder ver los quesos, olerlos y hasta degustarlos (¡háganse amigos del quesero del barrio!) es inigualable.

Supermercados

Hoy en día la mayor cantidad de queso se vende en supermercados. Sea en grandes mercados de primeras marcas o en pequeños supermercados barriales o chinos. Comprar queso en el super es cómodo y por ende lo más habitual. “Voy a hacer la compra del mes y, ya que estoy, compro el queso”.

No aconsejamos comprar quesos en el supermercado
No aconsejamos comprar quesos en el supermercado

Es muy común que muchas familias no incluyan en la compra del supermercado las frutas y verduras o la carne, ¿no? Creemos firmemente que debería suceder lo mismo con los quesos.

Algunas desventajas de comprar queso en el supermercado:

  • No se encuentran las mejores variedades
  • No se consiguen todas las variedades
  • No se consiguen los mejores precios
  • La experiencia es mala (queso ya fraccionado, poco amigable a los sentidos, etc)

Comprar queso online

Una tendencia global, no solo para los quesos: comprar desde tu casa y recibirlo en la puerta. Nadie discute que es una opción que puede tener sus ventajas

Sin duda es una opción que no será para cualquiera. Si ya sabes qué queso quieres y no tienes mucho que decidir, comprar quesos por internet podrá ser una solución.

En cambio, si no sabes qué quesos vas a comprar, o si estás abierto a descubrir cosas nuevas, quieres una experiencia sensorial, buscas asesoramiento en persona, ir a una tienda de quesos puede ser la mejor opción.

Venta de quesos al por mayor

Existen muchas maneras de comprar quesos por mayor, pero todo dependerá del uso y la cantidad de queso que usted busque comprar. Si busca quesos para vender en su local de quesos, para preparar comidas en su restaurante, para compras comunitarias…

Si usted desea hacer compras comunitarias de queso (para luego repartir entre sus amigos, familia, vecinos, etc) lo mejor seguramente siga siendo una tienda de quesos en su barrio. Una alternativa pueden ser aquellos grandes mercados de provisión (como el Mercado Central en Buenos Aires), aunque suelen estar ubicados lejos de las ciudades y no es práctico ni económico ir hasta allí.

Si usted busca quesos para vender al por mayor, la opción de los grandes mercados de abastecimiento puede ser una alternativa. Pero sin duda le recomendamos el contacto directo con el productor. Hay muchos productores de quesos pequeños que estarán encantados de incluirlo en su cadena de su distribución.